Noticias

I WORKSHOP INTERNACIONAL “DEJANDO HUELLAS EN CIENCIAS” CHALLHUAYACO 2018

Estaban fascinados de encender foquitos de colores LED usando limones, era nuestro primer laboratorio, con las instrucciones básicas de como armar el sistema, empezamos a trabajar y a partir de su experiencia profundizamos el fundamento teórico del experimento.

En mi opinión, los cursos de ciencias en el colegio despiertan el interés y curiosidad de los alumnos al ser presentados de una manera práctica y estar relacionados con su propio entorno. Soy profesora del área de CTA (Ciencia, Tecnología y Ambiente)  del 1 a 5to de secundaria en el Centro Educativo Challhuayaco, un centro poblado del departamento de Ancash. Estoy muy contenta de compartir mis experiencias con los chicos y chicas, los cuales  han pasado a formar parte de mi vida y mis prioridades.

Ver la realidad de estas zonas, siendo participe de su sociedad me permitió observar directamente el desinterés en el área de Ciencia Tecnología y Ambiente, así como otros problemas, que afectan la educación de los alumnos, tal como la deserción escolar (especialmente de las niñas), el embarazo precoz,  la desigualdad de género, su poco planeamiento de proyecto de vida, me sentí comprometida con ellos y asumí el reto de crear un interés en los estudiantes por las ciencias y de esta manera crear un medio de igualdad de oportunidades para chicos y chicas. No hay mejor catalizador para el desarrollo que una mejor educación.

De esta manera, surge la idea de retomar el contacto con mis amigos profesionales en Ciencias. Me contacté con Daniel Obregón, investigador de la PUCP, le comente sobre el contexto y el reto que asumí. Consulte si podía venir a contarnos sobre su investigación y su trayectoria, para que de esta manera se pudiera motivar a los chicos(as) y probar que en el Perú también se realiza investigación de calidad. Daniel contacto estudiantes de la maestría en Química de la PUCP, jóvenes entusiasmados con la idea de colaborar en esta justa causa. Además, por intermedio de William Penniman, estudiante pasante que conocí, se contactó con el arqueólogo investigador del monumento de Chavín de Huantar, Ph. D. John Rick, quien acepto participar junto con su equipo interdisciplinario de investigación conformado por 9 personas de diferentes carreras profesionales.

A pesar de que esta idea nace dirigida para el aula de quinto de secundaria, al tener más voluntarios se pensó abarcar otros grados del colegio y traer de invitados a colegios de los alrededores. Con la confirmación de los ponentes y la aceptación de la invitación de los colegios de los alrededores, solo quedaba un reto, el cómo financiar el workshop. Primero se tuvo que convencer a la plana docente del mismo centro educativo para contar con su apoyo en el desarrollo del evento, posteriormente, tocó la tarea de tocar puertas y aunque muchas se cerraron, los pequeños aportes fueron sumando, se ajustaron los gastos y se logró hacer realidad este sueño que empezó desde que realice mi primer laboratorio experimental.

“I Workshop (taller educacional intensivo) Internacional Dejando Huellas en Ciencias” se llevó a cabo el 12 y 13 de Julio del presente año. En este evento se reunió a estudiantes del nivel secundario de las zonas de Carhuayoc, Acopara, Chavín, y Challhuayaco en compañía de sus docentes del área de CTA con investigadores reconocidos y profesionales de las universidades de PUCP, UNI, UNMSM, UNSAAC, UNSA y UNASAM  y de la universidad de Stanford (EE.UU). Los investigadores/profesionales compartieron sus experiencias en conferencias interactivas, prácticas de laboratorio, y fueron participes como jurado en la presentación de trabajos de los alumnos en la Feria de Ciencias realizada. A través de conferencias interactivas y prácticas de laboratorio, partes, se abordaron temas como el método científico, electroquímica, deposición de metales, corrosión, ácidos y bases con un enfoque práctico y dinámico. Para que los alumnos tuvieran una experiencia completa a nivel de otros eventos realizados en el extranjero, se desarrolló una Feria de Ciencias, en donde los alumnos serían los protagonistas, y donde mostraron investigaciones propias y sus habilidades para explicar un fenómeno o un proyecto desarrollado en las aulas y relacionado con su entorno. Cuando los alumnos de grados superiores veían la destrezas de alumnas de grados inferiores se dio un espacio de autoevaluación y valoración respecto de rendimiento académico, pero también se evidenciaron las habilidades potenciales de cada alumno independientemente de su género, creando un espacio de competitividad sana entre alumnos y alumnas. De esta manera, además de generar el interés por la ciencia, se hizo frente a otros factores que están latentes e influyen alcanzar el objetivo principal que es mejorar la educación en las zonas rurales y crear igualdad de oportunidades para todos. En ese sentido se desarrolló “La mujer en la Ciencia” con la participación de Fátima Santillán, químico de la UNI y estudiante de maestría de Química de la PUCP para mostrar el valor de las mujeres a través de los años en la construcción del conocimiento científico. “Tecnología, Desarrollo e Innovación” con Gabriel Tristán politólogo de la PUCP y Cecilia Colan politóloga de la UNMSM para mostrar las experiencias exitosas de los países que decidieron apostar por la ciencia. Tener al grupo de investigación del Ph. D. John Rick fue enriquecedor culturalmente, los estudiante pudieron conocer de sobre su propia cultura ancestral, gracias a los nuevos datos y hallazgos producto de investigación. Todo esta experiencia fue enriquecedora para estudiantes pero también para docentes que interactuaban con sus pares para crear vínculos de posibles alianzas de trabajo coordinado entre IIEE. Culminando, todo este esfuerzo tuvo como fruto las esperanzadoras y entusiastas palabras de agradecimiento de estudiantes, profesores y ponentes en la clausura. Este workshop reunió a químicos, ingenieros mecánica, alimentarias, robótico, ambiental), politólogos, arqueólogos, profesores  de EBR dado que las ciencias beneficiaran al desarrollo del país sólo se impulsado desde diversos  sectores e involucrando muchos  actores. De esta manera se dejó una Huella en Ciencias y las ganas de poder repetir esta experiencia en otras zonas rurales del Perú.

Lorena Apaza,

Coordinadora General

lorena.apazat@gmail.com